La Municipalidad cobrará 66.000 pesos anuales a las antenas de Radio y TV

Locales 29/03/2017
La medida fue aprobada por el Concejo Deliberante local y los ediles: Martín Bongiovanni, María José González, María Inda y Mirta Pavicich por el oficialismo y, Raúl Berigozzi por la oposición. De manera unánime, facultó al Ejecutivo Municipal para reclamar por las autorizaciones correspondientes a todas las antenas de comunicaciones: telefonía celular y fija, internet, radio y televisión.
Ampliar
Concejales reunidos en la sesión del lunes 27 de marzo

En el artículo 1, solicita los siguientes ítems: 1) Permiso de Construcción 2) Normas de cálculo de estructuras. 3) Verificación de la acción del viento según reglamentación vigente. 4) Autorización de la Fuerza Aérea Argentina. 5) Licencia para operar emitida por la Autoridad Administrativa competente y 6) Estudio de Impacto Ambiental.
Toda esta información y/o documentación, en caso de corresponder, deberá estar suscripta por un profesional con incumbencia en la materia que se trate.

Lo llamativo de la medida es que no diferencia a las multinacionales telefónicas de las pequeñas radios, tampoco de los metros ni dimensiones que ocupa.

Además, como si esto fuera poco, quien se encargará del respectivo cobro de la polémica y arbitraria “Tasa” es una empresa privada: “Servicios Comunales S.A”, quienes ya cuentan con antecedentes similares en otras provincias donde curiosamente, la empresa utilizó el mismo texto para dichas ordenanzas.

En los considerandos, la norma dice: “Que la potencial situación irregular de determinadas estructuras portantes de antenas de comunicación y/e telecomunicación y/o radiocomunicación u otra índole, que se ubican dentro del ejido municipal, representan un peligro eventual y/o concrete a los vecinos de este municipio.

Que, asimismo, resulta menester reglamentar los requisitos que deben cumplir Ios propietarios y/o responsables de dichas estructuras portantes de antenas para obtener la Habilitación de las mismas.

Que, también resulta necesaria reglamentar de qué manera los propietarios y/o responsables de dichas estructuras portantes de antenas, que actualmente se encuentran instaladas dentro del ejido municipal sin contar con la correspondiente habilitación y/o permiso de construcción, deben proceder para regularizar las mismas.

La municipalidad podrá exigir mediante reclamo administrativo que todas las torres (antenas) encuadradas en el ejido urbano se adecúen en un periodo de tiempo, aún sin conocerse (sí se conoce es hasta el 1º de enero de 2018y este año hay que pagarlo retrospectivamente). Caso contrario, el Ejecutivo estará facultado para cobrar una multa de entre $10.000 y $30.000. Si el responsable de la antena no recurre al municipio, éste podrá ampliar la demanda a diez veces de la original. En tanto, si el reclamo persiste “el Departamento Ejecutivo Municipal podrá disponer el desmantelamiento de las antenas y sus estructuras portantes, (con el costo) a cargo del propietario”.

Por tal motivo, el municipio está tomando injerencia en terreno que corresponde al Gobierno Nacional, en este caso por medio del ENACOM, aunque el Ente haya emitido modelos de normas para que los municipios aprueben las suyas y puedan hacerse de unos mangos.

La medida que alcanza a los medios de comunicación, en Arias son 6 radios (3 con licencia) y un canal de televisión abierta. También hay dos de los cableoperadores y un número importante de las antenas-enlaces de telefonía fija de la zona rural al campo; en cambio no figura en la medida, la única compañía de TV satelital que siguen gozando del gran privilegio de no ser gravadas, teniendo en cuenta el volumen de las operaciones locales.

¿Y la libertad de expresión?

Intentar cobrar el canon atentará directamente a la libertad de expresión, a la libertad de trabajo y el derecho a la información como el derecho humano.

Si el municipio va a regular sin discriminar pequeñas radios vs las telefónicas, entonces estamos ante un requerimiento recaudatorio y sumamente usurario, teniendo en cuenta el volumen del canon, que supera en dos a tres veces el costo de una estructura.

Ahora bien, si en cambio, se pretende cuidar a la población de las ondas no ionizantes, habría que encargar una medición a una universidad – ya que es bastante costoso hacerlo-. De todas maneras, se debería hacer, así conocemos si alguna está infringiendo las reglas ambientales. (hecho que no aparece en la ordenanza).

Hace falta una regulación, pero más que regulación, debe hacerse, que quienes vayan a poner o dispongan de un medio de comunicación radial, cumplan con los requisitos básicos, pero también, los trámites obligatorios que todos los licenciatarios estamos obligados a cumplir cada día con las imposiciones del ENACOM, además del pago de tributos e impuestos a la música y a los artistas. Y eso que los medios de comunicación, todos, están exentos de pagar tributos, sin embargo, cada día hay uno nuevo, al menos para quienes tenemos las cosas en regla.

Solución

El Ejecutivo debe reglamentar la ordenanza y velar por los medios de comunicación de un pueblo y disponer por decreto la exención del 100% del canon. Recuerdo cuando el anterior intendente me vino a cobrar un período de Industria Comercio, que luego desestimó, uno quiere creer que aquello fue solo para molestar. Solo hay que esperar, qué olor terminará teniendo la nueva ordenanza recaudatoria.

Juanjo Stadelmann

Editor y director de GRUPO FULLPromo

Te puede interesar