Rogelio Pagano: el nombre detrás del apagón

Nacionales 27 de junio de 2019 Por Redacción
El empresario, de bajísimo perfil, es el dueño de Edelap y otras tres distribuidoras eléctricas bonaerenses. Las adquirió sin poner un peso y aprovechó el tarifazo para llevarse ganancias multimillonarias sin reinvertir. La multa que le aplicó Vidal por el apagón de cinco días en La Plata no llega al 4 % de las obscenas ganancias que obtuvo en 2018.
rogelio-pagano
Rogelio Pagano se quedó con cuatro distribuidoras eléctricas sin poner un peso y cuenta ganancias por miles de millones cada año.

Es uno de los tres popes de la energía en Argentina –junto con Marcelo Mindlin y Nicolás Caputo-, y quizás el menos conocido. Rogelio Pagano es el dueño de Edelap, la empresa que tiene la concesión de la distribución eléctrica en La Plata, donde desde hace cinco días decenas de miles de usuarios están sin luz. En la provincia de Buenos Aires, aparte de Edenor y Edesur, hay otras cuatro distribuidoras eléctricas. Todas son propiedad de Pagano, al igual que la distribuidora de gas de la provincia de Salta.

“Compró las distribuidoras prácticamente sin poner dinero, con un crédito internacional. Después la gobernadora (María Eugenia Vidal) le aumentó las tarifas de un modo exorbitante y empezó a tener ganancias suculentas de 2.500 millones en 2017, o 3800 millones en 2018, y sin hacer inversiones”, contó el exjuez federal Luis Federico Arias, quien llamativamente fue desplazado de la Justica luego de hacer lugar a los amparos por los tarifazos y empezar a investigar el tema a fondo.

Tras amenazar con rescindir el contrato con Edelap, Vidal le aplicó una multa de 150 millones por el apagón. No es ni el 4 % de lo que Pagano ganó con esa empresa en 2018. “Todo ese dinero va a los bolsillos de los propietarios de la empresa, los accionistas. Por eso crecen sus acciones, es impresionante cómo creció el valor de las acciones de las energéticas”, manifestó Arias, quien detalló que algunas empresas llegaron a incrementar 21 veces el valor de sus acciones en dólares gracias a la mano amiga del gobierno de Macri (y Vidal, en este caso).

Buscar en Google el nombre de las empresas (Transener, Pampa Energía, etc.) agregando “bolsa de valores” muestra un cuadro evolutivo que es igual en todos los casos: a partir de la primera vuelta electoral de 2015, el precio empieza a subir escandalosamente. Transener, por ejemplo, llegó a ganar 7.500 millones de pesos en el último trimestre. Arias enfoca la cuestión en la responsabilidad estatal: “¿Por qué aumenta el valor de las acciones? Porque distribuyen todo como dividendos, no invierten y nadie en el Estado los controla”.

“Es un barril sin fondo, una enorme transferencia desde los usuarios. No es que las tarifas estaban bajas, es que los empresarios se la están llevando toda, la llevan a paraísos fiscales y no invierten”, advirtió el ex magistrado.

Debido a que este escenario se replica en el esquema gasífero, Arias expresó que hace falta una Ley Federal de Servicios Públicos “donde consten todas las protecciones a los usuarios y el derecho a la información” ya que “no sabemos por qué se paga lo que se paga”. El gas en boca de pozo, por ejemplo, se está pagando a 7,50 dólares el millón de BTU cuando el gobierno anterior se lo pagaba a 3,50 a Bolivia. “Estas cosas parecen muy técnicas, pero cuando llega la factura todos se dan cuenta de que algo anda mal”, concluyó.

En carne propia

Luis Arias vive en la zona norte de La Plata, donde los usuarios siguen sin luz. Sufre el apagón en carne propia. “Aquí no hay distribución de agua por red y obtenemos el agua a través de bombas. O sea que cuando no hay luz tampoco tenemos agua. Mucha gente tampoco tiene red de gas y se calefacciona con energía eléctrica. Hubo mucha gente enferma, abuelos, niños, gente que no podía salir de la casa porque la calle es una boca de lobo. Hubo saqueos. La gente estuvo con total desprotección y abandono”, reveló.

Fuente: Al Revès.Net

Te puede interesar