Pergamino: Tres productores procesados por fumigar con agroquímicos

Salud y medio ambiente 01 de noviembre de 2019 Por
Imputados por el juez federal Carlos Villafuerte Ruzo se les impuso un embargo millonario y se los considera penalmente responsables del delito de contaminación ambiental con agrotóxicos que puso en riesgo la salud de las personas del periurbano. Además, serán citados a indagatoria el jefe y subjefe de la Dirección de Ambiente Rural de la Municipalidad de Pergamino, el área encargada del control de las fumigaciones.
fumigaciones 2
Embargo de tres millones cada uno, pena pecuniaria, pago de costas y responsabilidad civil

Mientras la "tozudez" de algunos en la provincia de Córdoba que continúan avalando un programa mal denominado Buenas Prácticas Agropecuarias, que no duda en continuar trabajando con productos altamente tóxicos sin un control realmente efectivo que garantice la salud y la vida de las personas que habitan en cercanías de los sembrados, cada vez más son los casos emblemáticos que destierran estas malas prácticas o que condenan el accionar inescrupuloso y destructivo de aquellos a los que no le importa la vida de los otros.

La ingenuidad de pensar que se ganará más con estas prácticas tóxicas impide avizorar e informarse sobre otras como la Agroecología , a la que desde las empresas que venden productos fitosanitarios se le ha hecho una falsa  y mala prensa, aduciendo que no sirve el modelo por ejemplo, para la ganadería extensiva o para grandes cultivos, cuando ha quedado totalmente demostrado que no es así. Ya no hay excusas y la Justicia toma nota de esto.

Así sucedió en la ciudad de Pergamino, provincia de Buenos Aires, donde se dio a conocer en diferentes publicaciones que la Justicia consideró que los productores son penalmente responsables del delito de contaminación del ambiente, ya que pusieron en riesgo la salud de las personas del periurbano, generando graves problemas de insalubridad por la utilización de productos tóxicos.

Sabrina Ortiz ya padeció dos ACV isquémicos, y tiene en el cuerpo glifosato y lambdacialotrina (un insecticida agrícola que actúa por contacto) en una cantidad 58 veces más alta de lo tolerable. Su hija adolescente, según el último análisis, tiene niveles de glifosato cien veces mayor de lo aconsejable para su peso. El hijo menor, de apenas siete años, ostenta el récord familiar: el glifosato que recorre su organismo es 120 veces más de lo inofensivo para su edad.

Desde 2011, Ortiz -hoy al frente de la organización Madres de Barrios Fumigados de Pergamino-viene denunciando las fumigaciones (además le provocaron la pérdida de un embarazo y la obligaron a dejar su casa) que derivaron, primero, en el fallo de un juez federal que suspendió la aplicación de agroquímicos en barrios donde se probó que el agua estaba contaminada y, desde este martes, en el proceso a tres productores por considerarlos coautores penalmente responsables del delito de contaminación del ambiente.

La denuncia judicial iniciada ante la justicia federal de San Nicolás por la abogada Sabrina Ortíz y las llamadas “Madres de Barrios Fumigados de Pergamino” generó otro precedente: la justicia procesó a tres productores agropecuarios de la Provincia de Buenos Aires por aplicar agroquímicos poniendo en riesgo la salud de las personas de los periurbanos de aquella ciudad icónica de la agricultura argentina.

El juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional 2 de San Nicolás dispuso el procesamiento, sin prisión preventiva, de tres productores imputados en la causa caratulada “Sobre Infracción al artículo Nº 55 de la ley Nº 24051 y 200 del Código Penal”. Asimismo determinó el embargo de sus bienes por 3 millones de pesos para cada uno de ellos, fijado en forma provisional para el pago de costas, la pena pecuniaria y efectividad de su responsabilidad civil. Además dictó la falta de mérito respecto de un cuarto imputado.

Para la semana que viene, por otro lado, Villafuerte Ruzo dispuso la indagatoria del jefe y subjefe de la Dirección de Ambiente Rural de la Municipalidad de Pergamino, el área encargada del control de las fumigaciones.

Según publicaciones locales, ante esta citación, el intendente Javier Martínez decidió separar a los funcionarios de sus cargos y habría negado la colaboración municipal en el asesoramiento jurídico del veterinario y el ingeniero agrónomo llamados a indagatoria

En esta causa han pasado otras cosas. A principios de octubre Villafuerte Ruzo ordenó que se fijara un límite restrictivo y de exclusión total para aplicaciones de agroquímicos de 1.095 metros para las pulverizaciones terrestres y de 3.000 mil metros para las aéreas en torno a toda la ciudad de Pergamino. De esta manera, la Justicia Federal amplió una medida anterior que sólo protegía a tres barrios de la ciudad.

El procesamiento de los productores partió del pedido del fiscal federal Matías Di Lello, quien había solicitado a Villafuerte Ruzo que investigue si había propietarios de campos que estaban en la zona de exclusión que, junto con los funcionarios municipales y el intendente, habían incurrido en el delito de desobediencia.