Apareció el primer caso de sarampión en la ciudad de Santa Fe

Salud y medio ambiente 29 de noviembre de 2019 Por
Se trata de un bebé de 11 meses oriunda de Buenos Aires, provincia que registra más de 60 casos.
185269

El Ministerio de Salud de Santa Fe registró el primer caso de sarampión en la ciudad de Santa Fe. Se trata de un paciente de 11 meses, oriundo de Buenos Aires, y que cuando comenzó con los síntomas se encontraba en esta capital.

El pequeño es de la localidad de Moreno y arribó a esta ciudad junto a familiares para participar de un evento con otros parientes. La criatura habría tenido contacto con un primo de cinco meses, también de Buenos Aires, y que lo habría contagiado.

A las 15, está previsto que la ministra de Salud de la provincia de Santa Fe, Andrea Uboldi, brinde una conferencia de prensa para dar más detalles sobre el caso.

Brote

El brote de sarampión que se detectó a comienzos de septiembre en el país lleva acumulados 61 casos confirmados, el mayor desde la eliminación de la circulación endémica alcanzada en 2000 y certificada en 2016 por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades Comunicables e Inmunoprevenibles del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Miriam Burgos, afirmó hoy que "no faltan ni faltarán" vacunas contra el sarampión, y señaló que el brote que se registra desde septiembre "está circunscripto a Buenos Aires".

"Pedimos a la gente que se quede tranquila y se vacune, porque nunca faltaron dosis. Compramos hace días más de un millón que están llegando ahora para reforzar, pero no hay ni hubo faltante", aseguró en diálogo con Télam.

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa y, a pesar de que existe una vacuna que la previene, sigue siendo una de las principales causas de mortalidad infantil. Aunque la cobertura global de vacunación ha mejorado mucho, según la Organización Mundial de la Salud en 2017 aún se produjeron casi 110.000 muertes en todo el mundo, en su mayoría, niños menores de cinco años.

Esta brecha en la vacunación y el resurgimiento de los brotes se debe al declive de los Programas Ampliados de Vacunación y de los sistemas de vigilancia epidemiológica (en parte debido a la falta de fondos) y a la debilidad de los sistemas de salud en los países sin recursos. A ello se añade el agravamiento de los desplazamientos de población por culpa de los conflictos y la violencia.

¿Cómo se transmite el sarampión y qué síntomas tiene?

El sarampión está causado por un virus que se transmite a través de las gotas de saliva cuando tosemos, estornudamos o tenemos contacto personal cercano.

Los síntomas, que aparecen entre 8 y 13 días después de la exposición al virus, son:

Rinorrea
Tos
Infección ocular
Erupción cutánea
Fiebre alta
Los casos graves son más frecuentes en niños pequeños desnutridos, especialmente aquellos con insuficiencia de vitamina A o con un sistema inmunológico debilitado por el VIH/sida u otras enfermedades.

Es una enfermedad que puede complicarse fácilmente, con infecciones de oído, ceguera, neumonías, diarrea severa y deshidratación, desnutrición o encefalitis (inflamación del cerebro), que son más comunes en los niños menores de 5 años o en adultos mayores de 20. En caso de epidemia, en poblaciones con elevados niveles de desnutrición y falta de atención adecuada, hasta un 10% de los enfermos pueden morir, y en la mayoría de los casos será debido a algunas de estas complicaciones.

¿Cómo se diagnostica y cómo se trata el sarampion?

El diagnóstico es esencialmente clínico, pero también puede confirmarse con pruebas serológicas, algo imprescindible para confirmar si se trata de una epidemia.

En cuanto al tratamiento, no existe uno específico: deben tratarse los síntomas y prevenir las complicaciones, así como aislar a los pacientes para frenar la propagación. Se administran suplementos de vitamina A (reducen la mortalidad a la mitad) y tratamiento para las complicaciones oculares, la estomatitis (una infección vírica bucal), la deshidratación, las deficiencias proteicas y las infecciones de las vías respiratorias. La mayoría de los enfermos se recuperan en dos o tres semanas, aunque en la fase de convalecencia tienen un riesgo mayor de padecer otras enfermedades como desnutrición o infecciones respiratorias.

¿Cómo se previene el sarampión?
Existe una vacuna segura y económica contra el sarampión y se la considera uno de los mayores avances en salud pública de las últimas décadas. Antes de que se implantara globalmente en los años 80 del siglo XX, el sarampión mataba a más de 2,5 millones de personas cada año.