Los giros nacionales a Córdoba repuntaron pero encadenan 15 bajas en la gestión Macri

Política 02 de diciembre de 2019 Por
El diario Comercio y Justicia de Córdoba consigna hoy, que "en noviembre, fueron $12.176,6 millones, 47,3% mayores que en 2018 pero aún debajo de la inflación. De esta manera, el cambio de Gobierno nacional llegará con una evolución negativa de los envíos desde septiembre del año pasado. Nada hace suponer modificaciones de tendencia inmediata".
cuadro-envios-cordoba

los envíos del Gobierno nacional a Córdoba alcanzaron en noviembre pasado 12.176,6 millones de pesos, 47,35 por ciento mayores a los registrados un año atrás pero aún por debajo de la inflación interanual que se situaría en torno al 50 por ciento en el período.

De esta manera, encadenaron 15 meses seguidos de bajas en términos reales y cerrarán la gestión de Mauricio Macri en esa condición.

La caída a valores constantes difícilmente se revierta en el corto plazo pese al repunte que experimentaron los giros el mes anterior.

Peor derrotero registró la recaudación propia a cargo de Rentas. Si bien los números de noviembre recién se conocerían entre hoy y mañana, la merma en términos reales comenzó en mayo pasado y no frenó desde entonces. Noviembre no será la excepción.

Así, sumará 18 meses de bajas seguidas

La caída en el consolidado de los ingresos tributarios de la Provincia afecta fuertemente las cuentas públicas y obligó al Ejecutivo a frenar el ritmo del gasto, particularmente el vinculado con la obra pública pero también desde septiembre a las erogaciones salariales.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Nación, en los primeros 11 meses del año, los envíos nacionales a Córdoba totalizaron 120.208,5 millones de pesos, 42,39 por ciento más que un año atrás. La suba es igualmente inferior a la inflación en ese período.

Los giros nacionales por medio de la coparticipación impositiva representan cerca de 60 por ciento de los ingresos corrientes que recibe la Provincia. El remanente corresponde a recaudación propia.

Mientras, Córdoba y en rigor el resto de las provincias, aguardan una definición del presidente electo Alberto Fernández, respecto a qué postura tomará con el sendero de baja impositiva previsto en el Consenso Fiscal firmado en 2017 entre ambas jurisdicciones.

En principio, hay una coincidencia mayoritaria de las provincias para suspender la aplicación de la rebaja de Ingresos Brutos prevista para 2020.

La postura quedó reflejada en una reunión que mantuvieron los ministro de Finanzas de las diferentes provincias 15 días atrás. En ese marco, Córdoba prefirió no exponer abiertamente su postura aunque sí dijo que adherirá a lo que plantee el resto.

Según las previsiones del proyecto de Presupuesto 2020 que el gobernador Juan Schiaretti presentó días atrás en la Legislatura y que ya tiene media sanción, el costo fiscal por la rebaja de Ingresos Brutos prevista el año próximo sería de 4.200 millones de pesos.

Las provincias insisten en que, en un contexto de crisis económica y caída en los ingresos, aplicar la reducción de IIBB sería ruinoso para cada distrito en momentos en que deben atender obligaciones ineludibles como el pago de salarios y, en lo inmediato, el medio aguinaldo.

Acuerdo por la Caja

Mientras tanto, el viernes y luego de sucesivas malas noticias desde el lado de los ingresos, llegó una buena luego del acuerdo alcanzado con Anses para la cobertura del remanente del déficit de la Caja de Jubilaciones correspondiente a 2018.

El convenio incluye 1.665 millones de pesos que, sumados a los recursos que el organismo ya giró, totalizarán 7.399 millones de pesos, siempre vinculados al año pasado.

En rigor, la Provincia exigía unos 2.100 millones por ese concepto. De todas formas, el monto suma en esta instancia pero más aún el acuerdo logrado sobre el filo del cambio de Gobierno.

Es que el temor de la administración Schiaretti era que se produjera el cambio de administración sin alcanzar un acuerdo por lo que el tema se dilatara más de la cuenta.

El convenio alcanzado el viernes incluye el pago de 50 millones de pesos en lo inmediato y luego tres cuotas de 538 millones de pesos en enero, febrero y marzo.

“Es un acuerdo importante porque servirá de base para la negociación con el próximo Gobierno nacional. Fue una negociación engorrosa porque hubo que enviar mucha información a la Anses para firmar este nuevo convenio”, afirmó el ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano.

Si bien ahora sólo se pagará un mínima parte, el propósito de ese desembolso es que el acuerdo tenga un principio de ejecución y que, por lo tanto, pueda ser luego reclamado por el Gobierno provincial en caso de eventuales incumplimientos de la futura administración.

Por lo demás, el aporte de Anses para cubrir el rojo de la Caja, es clave aunque no total. De hecho, los fondos que gira el organismo previsional nacional cubren 66 por ciento del total del déficit de Córdoba. El resto, debe completarlo el Tesoro provincial.

De hecho, para el año próximo, el Presupuesto de la Caja prevé un rojo superior a los 20 mil millones de pesos, de los cuales 13.575 millones de pesos debería cubrirlos Anses. Todo un desafío para el Gobierno provincial, no sólo el de cobrar esos recursos a un Gobierno nacional que buscará revisar determinados pagos, sino también el de poder afrontar la contraparte propia para el pago en tiempo y forma de los jubilados provinciales.

Concretamente, las contribuciones a la seguridad social totalizan 63.561,3 millones de pesos mientras que las prestaciones a la seguridad social llegarán a 87.351,9 millones de pesos en 2020, siempre según los datos del Presupuesto 2020.

La deuda llegó a $161.335 millones, ahora con crédito kuwaití

La deuda de la Provincia de Córdoba se ubicó al 31 de octubre pasado en 161.335,4 millones de pesos, 4.359 millones de pesos por encima del monto registrado un mes atrás.

El incremento se produjo básicamente por la evolución del tipo de cambio. De hecho, en septiembre, el dólar mayorista de Banco Nación que toma en cuenta el Gobierno provincial para el cálculo del pasivo se ubicaba en 57,59 pesos. El 31 de octubre, se situó en 59,73 pesos.

De esta forma, la suba del dólar golpeó de lleno a la deuda que, según el propio Gobierno, está calzada en 92,98 por ciento en esa moneda.

Sin embargo, en octubre, el alza del pasivo también llegó por el reflejo de un crédito del Fondo de Kuwait por 115,3 millones de pesos. En rigor, el préstamo está nominado en Dinar kuwaiti, según las planillas informadas por la Provincia. Traducido al tipo de cambio del momento, representan los 115 millones de pesos mencionados.

En cuanto al resto, 1,2 por ciento del pasivo corresponde a préstamos en euros y el resto en pesos aunque 3,19 por ciento atados a la evolución del Costo de la Construcción.

La evolución de la deuda se producirá en los próximos meses o bien por una suba del tipo de cambio, en función de la alta exposición del pasivo en moneda dura, o también por la toma de nuevos préstamos, gestiones que el Gobierno provincial tiene encaminadas con organismos multilaterales y fondos de inversión aunque cuyo final hoy es incierto ante un posible default de la deuda por parte del próximo Gobierno nacional.

Fuente: Comercio y Justicia