Almirón sobre Diego: “Llegaba siempre primero a las prácticas y el primero en hablar, en motivar, fue, es y será un ídolo y el número uno"

Fútbol 02 de diciembre de 2020 Por Redacción
El equipo que representó a la Argentina en el Mundial México 86 fue un momento mágico del fútbol argentino con Diego Armando Maradona en su momento de mayor esplendor que llevó a nuestro país a ser el mejor del mundo.
Almiron-Diegogol
Maradona convierte el gol ante el seleccionado Israeli previo al ´86. Atrás se a Almirón que marcó 3, en el 7 a 2.

La euforia, la emoción y la alegría que sentimos los argentinos, quedaron sellados en el alma de hombres y mujeres que se reunían en grupos para poder ver los partidos en la casa de algún privilegiado que tenía tv a color. 

Sergio Omar Almirón, hoy entrenador del Arias Foot Ball Club, integró el plantel de este seleccionado dorado junto a Diego, con la camiseta número 1 convocado como delantero por el DT de entonces, Carlos Bilardo.

En este contexto especial por la muerte de Diego, Sergio accedió a una entrevista con Radio Nota 89.9 donde compartió anécdotas únicas, con todo el dolor por la pérdida del astro, pero con el mismo cariño de siempre:

“Es un día muy triste para todos, me levanté fui a buscar algo para desayunar y cuando vuelvo y prendo la tele,  escucho que había tenido un paro... Quise creer en que era una falsa noticia pero tristemente no fue así. Estuve muy mal al mediodía, a la tarde, a la noche porque se fue una gran persona que luchó, se comprometió por los amigos, un gran tipo, un gran compañero, hoy estamos muy tristes y esa es la realidad”, dijo Sergio.

¿Qué te dejó haber estado y jugado al lado del mejor jugador del mundo?

“...Todavía me caen las lágrimas, es duro por haber compartido muchas cosas y convivido mucho tiempo con él. Pudimos hablar mucho en la concentración del América en el mundial de México, de él aprendí muchas cosas, se abría conmigo, hablábamos de Claudia y otras cosas y he sido realmente un privilegiado de estar con el mejor del mundo. Esto nos pega muchísimo y es algo que no se puede entender, se recuperó de todo, pero en esta no pudo, él desparramaba alegría y así fue durante toda su vida”.

Dicen que contagiaba alegría, ¿cómo lo recordás?

“...era un líder en todo el sentido de la palabra, amaba nuestra selección  y nos hizo sentir lo que representa tener puesta la camiseta, tenía todo lo que tiene que tener una persona para seguirla y llevarte a un punto donde ibas a encontrar lo que soñaste siempre y así fue. Siempre estará junto a su primer amor que fue la pelota y la llevará donde quiera que vaya”.

“En una charla con el resto de los jugadores nos dijo:  somos 23 Maradona y si esas palabras no te llegan es que no tenés corazón. Hacía sentir el número uno a cualquiera”

Un líder que no se callaba nada

“Llegaba siempre primero a las prácticas y era el primero en hablar, en motivar, fue, es y será un ídolo y el número uno y es muy difícil que aparezca otro como él”, recuerda Sergio.

Y aclara: “él se preparó detrás de una pelota y tiene una sabiduría que no la tiene nadie. Sin estudios estaba mejor preparado que cualquiera para hablar de igual a igual con el Papa o con cualquier presidente del mundo.  Nunca voy a olvidar cuando le dijo al Papa que con todo el dinero y el oro que había guardado en el Vaticano no habría pobreza en el mundo, era muy sabio, no se callaba nada pero lo que decía era la realidad, vivió en 60 años tantas cosas para lo que otros tendríamos que vivir 300”

Vivencias del grupo de México 86

Uno de los pedidos de quienes entrevistamos a Sergio fue que compartiera alguna vivencia de su estadía compartida en el plantel de México.

“Hay miles de cosas... Era el mejor momento de su carrera y nosotros estábamos al lado. A veces no nos damos cuenta de lo que representó, no caemos de lo que vivimos: A la par del mejor del mundo levanté la copa, al lado de quien el estadio del Napoli hoy va a empezar a llevar su nombre en horas nada más. 

 A veces, a la hora de salir yo no quería y él decía ¿y Carucha viene?, y le respondían: “no sale porque no tiene ropa”, y él me iba a buscar un pantalón, una camisa y me llevaba, si yo no salía él tampoco, me protegía mucho y cómo te vas a olvidar de eso, realmente fuí un privilegiado”

“Compartimos orígenes humildes: juntamos la voluntad de triunfo con el hambre de ser alguien en la vida y con sacrificio lo logramos, así surgió nuestra amistad”

Sobre los motivos de una amistad y cercanía muy grande que tuvo Sergio en ese momento con Diego, nos dijo más tarde:

“Todos conocíamos la historia de cada uno, él sabía de mis orígenes humildes también que veníamos de abajo, que a mis viejos les costaba darnos de comer, comprarnos zapatillas, que debuté en el fútbol con botines que me prestó un amigo del barrio, que hasta los 19 años laburé de albañil con mi viejo y muchas de esas cosas. Diego también las vivió. y juntamos la voluntad de triunfo con el hambre de ser alguien en la vida y con sacrificio lo logramos, fue un tipo muy especial en mi vida”.

Los festejos luego del triunfo a Inglaterra y la final

“Contra Inglaterra la gente se acordaba mucho de la guerra de Malvinas pero nosotros teníamos que meter la cabeza en el partido y no era fácil, no íbamos a la guerra, íbamos a un partido de fútbol pero contra un país que nos quitó muchas cosas. Dentro de la cancha con la gente y en la concentración del América con el grupo se desató la locura igual que después de la final con Alemania, necesitábamos festejar tranquilos y solos porque cuando salimos de la Argentina estábamos solos, lo vivimos de una manera inolvidable y con mucha satisfacción”.

El amor de la gente en la Argentina y el mundo

“Su vida privada hay que dejarla de lado, todos nos equivocamos y él se equivocó y lo reconoció. Lo que el pueblo argentino demuestra es que no hay ni habrá otro como él, como compañero, como amigo como ser humano el traspasa todas las barreras habidas y por haber, rompe las grietas, se está despidiendo al mejor del mundo, al mejor de todos”.

Entrenamiento, la magia

“En México yo entrenaba más que los que jugaban de titular, tenía que estar 100 puntos para que mis compañeros estén 200 puntos, no me demostraba fastidioso, lo mío era importante para los que entraban a jugar, yo cumplí mi tarea y estoy orgulloso de lo que pasamos y de lo que vivimos. Hoy del fútbol se llevan la magia”.

Maradona y Almiron tiro libre2

 ¿Quién patea el tiro libre?

En un amistoso previo al mundial y en momentos de ejecutar un tiro libre nació una de tantas anécdotas entre Diego y Sergio que el hoy entrenador del Arias Foot Ball Club nos cuenta de esta manera:

“Tengo por ahí la foto de un partido contra México en donde había un tiro libre para patear y Diego me decía  pégale vos y nos mirábamos entre los dos, como voy a patear yo estando al lado de ese monstruo, hoy me mandan esas imágenes y agradezco a la vida haber estado al lado del mejor de todos, y a quien casi seguramente nadie va a superar”.

Compartimos la nota realizada por Radio Nota 89.9

Te puede interesar