Murió el papá del médico que más y mejor explica la pandemia

Salud 19 de mayo de 2021 Por Juanjo Stadelmann
El papá de médico sanitarista Oscar Atienza, murió hoy y así lo despide él y otro amigo médico.

Atienza padre

"Me quedo con esta imagen, fuiste una enorme persona, grandes valores, los llevaremos en alto toda la vida, buen viaje papá", posteó el médico en su red social.

El médico, el único profesional que en soledad, aquel 20 de marzo de 2020 comenzó a hacer "vivos" por Facebook para explicar términos pandemia, coronavirus, sars cov 2, entre otros nuevos vocablos para la humanidad cordobesa y luego, a otras latitudes.

Se lo sigue viendo desde las 23 desde sus cuentas de Facebook e Instagram  explicando una hora cada consulta de los seguidores y con total compromiso social y humano. 

Desde esta columna queremos sumarnos a los saludos de parte de todo el equipo de PODER Ciudadano, Radio Nota 89.9 y Canal 7 Arias por su compromiso social adoptado en esta pandemia y desearle nuestro más sentido pésame.

La carta de Pecas

El Dr. Pecas Soriano, con quien ha hecho conversatorios sobre covid, le dedicó unas palabras:

Oscar, amigo querido. No sé qué decirte. No me sale una sola palabra. No hay palabras para nombrar a la muerte. Para nombrar a la injusticia. Qué podría decirte yo? No me salen palabras. Justo tu padre. Justo ahora te viene este tremendo dolor.

Justo a vos, que salvaste a miles de vidas en esta pandemia. Que no descansaste ni un minuto, para intentar decir y gritar lo que otros callaban. Por intentar cuidarnos a todos. No es justo. No lo es. No es momento ahora de hablar de los que condenaron a la gente a esta tragedia. Tampoco me salen palabras para ellos. NO puedo.

Solo me nace este abrazo largo, profundo y sentido. Este abrazo de amigos, para tratar de entibiar tu tremenda pérdida. No es justo. Nunca es justa la muerte. Pero menos las muertes evitables. Ya pagarán su culpa los que tengan que pagar. Pero eso de nada te sirve. Tampoco a mí, ni a los miles que perdieron su vida por la tosudez de unos pocos.

Por la negligencia de muchos. Ahora me sale abrazarte. Muy profundamente, hasta el centro de tu corazón. No dejar de abrazarte. De la misma manera que nos has abrazado con tu sabiduría todo este tiempo. De la misma forma que socializaste tus saberes a pesar de tus cansancios y de cierta prensa que te trataba de terrorista mediático. Hoy la realidad te da la razón. Pero, de qué nos sirve ahora? Por eso, ahora solo te abrazo. Ya vendrán otros tiempos.

Ojalá el pueblo de Córdoba jamás olvide a uno de nuestros héroes cotidianos. Ojalá este simple abrazo entibie tu vapuleado corazón sangrante. No puedo escribir más. Te merecías mucho más. La vida, no te está devolviendo lo mucho que das. Ojalá la vida teja su telaraña de equilibrio, y este simple abrazo te endulce un poco tanta pena. No me salen palabras. Simplemente porque no hay palabras para nombrar a la muerte. La injusta muerte evitable.

Te quiero amigo.

Juanjo Stadelmann

Editor y director de GRUPO FULLPromo

Te puede interesar