“En el Mundial me gustaría meterme en la final”, admitió el lanzador Joaquín Gómez

0
Foto prensa
Foto: prensa.

El atleta bonaerense Joaquín Gómez, múltiple medallista en los Juegos Odesur en lanzamiento de martillo y ganador de la presea de bronce en el Sudamericano de mayores de San Pablo el mes pasado, fijó como uno de sus objetivos del año “ser finalista” del Mundial de Budapest que comenzará el sábado y también adelantó que le gustaría “subir al podio” en los Panamericanos de Chile, en octubre.

“En el Mundial me gustaría poder meterme a la final y estar entre los 12 mejores. Eso ya sería un logro”, admitió Gómez, de 25 años y surgido de la Escuela Municipal de Atletismo de Avellaneda (EMA), en declaraciones a Télam.

“Los campeonatos del mundo son unos torneos increíbles. Siempre que puedo, después de competir me quedo a mirar todas las pruebas porque es el mejor nivel que hay en el mundo. Es un orgullo poder ser parte, estar ahí presente y representar a mi país en un torneo tan importante”, puntualizó.

Gómez, quien disputó dos campeonatos mundiales de mayores: Doha, Qatar, 2019, (70,17) y Eugene, Estados Unidos, 2022 (73,56), fijó, además, su objetivo para los Juegos Panamericanos de Chile de octubre próximo: “Me gustaría subirme al podio. En los Juegos de Lima 2019 quedé quinto y quiero mejorar esa actuación”.

El mes pasado, en el marco del Campeonato Sudamericano de mayores que se disputó en San Pablo, el lanzador bonaerense subió al podio por primera vez en cuatro presentaciones en campeonatos de esa categoría: fue cuarto en Asunción, Paraguay (70,96); Lima, Perú, 2019, con una marca de 71,47 y la misma posición en el de Guayaquil, Ecuador, 2021, con 71,32.

El bonaerense concluyó tercero con una marca de 73,77 metros, detrás de los chilenos Gabriel Kehr (plata con 75,57) y Humberto Mansilla (oro con 75,92).

Con los chilenos vengo compitiendo desde 2012. Hace once años que competimos. Está bueno tener gente de su nivel en Sudamérica, que te hace fuerza para seguir mejorando”, detalló.

Explicó que “la prueba de lanzamiento de martillo a nivel sudamericano viene siendo muy fuerte. Los chilenos y yo estamos entre los mejores lanzadores de la historia en el ranking sudamericano por lo que generalmente cuando competimos hay buenas marcas”.

En el Campeonato Sudamericano que se disputó en San Pablo, Argentina finalizó en el tercer puesto con seis medallas de oro; cuatro de plata y cuatro de bronce, detrás de Colombia (7-10-9) y Brasil, que concluyó en la primera posición con 19-15-10.

“En el Sudamericano me quedé contento, creo que el resultado fue bueno, fue una linda marca. Sentí que estaba para más y me fui con lindas sensaciones y con ganas de seguir mejorando”, manifestó.

“Estoy en constante crecimiento y siento que todavía me falta mucho para mejorar. Todavía no estoy ni cerca de lo que sería mi mejor momento. Si bien vengo mejorando de a poco creo que tengo muchas cuestiones físicas y técnicas por mejorar. Siento que todavía me falta un montón”, expresó Gómez, quien estudia la tecnicatura en seguridad e higiene virtual en la Universidad Nacional de Quilmes.

Gómez, quien ganó de la medalla de oro en los Juegos Odesur de Cochabamba, Bolivia, 2018 y de bronce en los de Paraguay 2022, tiene como mejor marca del año 74,59 metros, que logró en junio pasado en Concepción del Uruguay, Entre Ríos.

“Viene siendo un buen año, estable en más de 72 metros, pero todavía quedan los dos torneos más importantes”, expresó.

Gómez, quien conquistó la medalla de plata en el Iberoamericano de Perú 2018, está segundo, con una marca de 76.36 metros del 30 de octubre de 2021, en el ranking nacional de todos los tiempos y está a sólo 6 centímetros del récord que ostenta Juan Cerra (76,42) desde el 25 de julio de 2001 en Trieste, Italia.

El lanzador argentino, quien alcanzó en 2014 la final del mundial juvenil de Oregón, Estados Unidos, en el que finalizó octavo, está en el quinto puesto del ranking sudamericano con 76,36 metros, detrás del santafesino Juan Cerra (76,42); los chilenos Keher (77,54) y Mansilla (77,70) y el brasileño Wagner José Carvalho Domingos, líder con 78,63 del 19 de junio de 2016.

“Para mejorar y lograr el récord falta mejorar algunas cuestiones técnicas que de a poco se van acomodando, hay que tener paciencia para que salgan”, concluyó Gómez, quien se entrena de lunes a sábado con un promedio entre 3,30 y seis horas diarias, según la época del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *