Vandalismo y falta de controles en varios lugares del pueblo

Locales 28 de diciembre de 2018 Por
Dolor, asombro e impotencia ha sido el sentimiento expresado por algunos vecinos que sienten que Arias es zona liberada en cuanto a controles y sanciones municipales y policiales.
vaso alcohol

Un tema recurrente y que data de varios años,  que atraviesa todas las clases sociales y todas las edades, es el consumo de alcohol en veredas y también la música fuerte por largos períodos.

Es casi profético. Llega el mes de diciembre, comienzan las celebraciones por egresos escolares, las famosas despedidas entre amigos adolescentes, las “peñas” de los adultos,  las tradicionales fiestas de Navidad y Año nuevo con sus posteriores festejos en viviendas y boliches y aparecen situaciones que si bien se renuevan, todas tienen un patrón común: la ingesta excesiva de alcohol y la falta de controles que impidan consecuencias no deseadas.

¿Consecuencias no deseadas? Las ya conocidas: peleas, conductores descontrolados, ruidos molestos y los actos de vandalismo en la vía pública, como es el hecho de orinar en la calle.

Los vecinos del 18 de Enero e Illia, denunciaron por redes,  que esta vez le tocó padecer a la vista de policías y autoridades de control, no hicieron nada.

"Se levantan los vestidos, las polleras o se bajan los pantalones para orinar en plena calle a la vista de todos los chicos que pasan y de nosotros los vecinos (...) a cinco metros de dos efectivos policiales y a veinte metros de baños del establecimiento!!!".
"Los varones... Totalmente borrachos al punto de no saber donde dejaron sus autos y así salen a la vista de los inspectores de transito y de la policía (...) No estamos en contra del boliche, estamos en contra de la falta de control, de como ciudadanos sentirnos totalmente descuidados" escribió en su muro de Facebook, Ana, vecina del Illía.

Otros vecinos, en dialogo con PODERCiudadano.com.ar, manifestaron que la música no les molestó tanto, otros en cambio, aprovecharon irse de su vivienda y regresar al otro día.

Se aclara la palabra “nuevos”, porque en su momento y con más de 9 años de trayectoria, ya vienen denunciando otro tema recurrente, como el de las fumigaciones indebidas en condiciones de irregularidad, sin obtener respuestas contundentes con sanciones evidentes y controles eficientes.

Y ahora qué se va argumentar desde el Municipio, ¿que también está el boliche ubicado en zona rural por lo que no hay ninguna ordenanza que prohiba este tipo de consecuencias de una actividad comercial en un espacio público?. Es lamentable y todos sabemos que la voluntad política para cuidar a los vecinos debe ser una prioridad en una gestión de Gobierno. Tanto de sí mismos, como de las posibles acciones contra el prójimo.

Esperemos que el 2019 sea más auspicioso en este sentido.