Los trabajadores golondrina "se bañaban con un vaso"

Regionales 01 de febrero de 2019 Por
La noticia que tanta resonancia nacional tuvo, sigue dejando algunos hilos que contar. Hasta ahora no se conoce una carátula judicial del caso, pero que roza el artículo 145 del código penal.
Ver galería trabajador
1 / 2 - El trabajador permaneció internado por hasta el otro día

Lo que sí que está claro es que los trabajadores que llegaron de Corrientes, lo hicieron por sus propios medios captados por un anuncio radial en Goya. Los trabajadores se alojaban en una casilla en un predio vecino a la zona del trabajo sin las mínimas condiciones de higiene y salubridad. ¡Ni agua tenían! No se conoce el tipo de contrato entre las partes ni las identidades de los empleadores.

Tal como lo muestra una imagen, el predio de la obra en construcción de galpones, depósitos y oficinas serían propiedad de empresarios de Wenceslao Escalante y Justiniano Posse, quienes a su vez, habrían contratado una empresa constructora de Villa Nueva para llevar a cabo la enorme obra. Ésta, sería la que publicó el anuncio y tomó a los trabajadores goyenses.

La Justicia avanzó realizando una leve inspección ocular de la obra y hasta ahora no hay novedades de si se llamó a declarar a los demás trabajadores que siguen en la misma como a los dueños del lugar.

Declaraciones contundentes

La secretaria de Acción Social de la Municipalidad de Corral de Bustos-Ifflinger, Carina Bianconi, en diálogo con el colega Néstor Pasquini de FM Show, dio algunas precisiones más.

La profesional se entrevistó con el trabajador internado en el Hospital Regional Dr. Pedro Vella. Algunos datos que dio, que se desprendieron de esta reunión fueron:  Agustín Galarza (23) -internado- , junto a su hermano Pablo, llegaron a la ciudad el viernes 25 de enero cuando empezaron a trabajar en la obra y el domingo, Agustín "fue a misa". El día lunes 28 la sensación térmica trepó por encima de los 42°c, que fue cuando Agustín acudió al nosocomio porque se sentía mal. Cuando la titular de la cartera social lo visitó, dijo que "estaba asustado" . Además, el trabajador le contó a Bianconi  que en Goya, dejó a su esposa  y pequeña hija de 2 años para venir a realizar esta labor.

La nota que fue primicia de PODERCiudadano.com.ar sobre el trabajador golondrina (ver link abajo), tuvo una gran repercusión nacional, debido a que  parecía tratarse de un caso de servidumbre. A medida que pasaron las horas, tanto la Policía como el fiscal Guerra, de la Unidad Judicial Corral de Bustos, empezaron a moverse, el tema entonces fue cobrando cierta visibilidad. Lo que se sabe a ciencia cierta hasta ahora, es que los trabajadores estaban en verdaderas condiciones de indignidad.

Lo que debemos reafirmar, es que la nota recogió un dato que expone un tema que lamentablemente se vive a diario en nuestro país, con abuso de trabajadores sobre personas que se traen desde el norte.

Este caso tuvo varias cosas que hacen pensar de que no hubo una contratación de los trabajadores, que antes que nada son seres humanos, que llegaron casi desesperados a buscar un mango para bancar  sus familias.

Agustín dejó su familia en en barrio Francisco Palau, de Goya, Corrientes, para tratar de generar dinero con su trabajo, ya que se había quedado sin, como tanto otros argentinos.

Pequeño ping pong

-¿El municipio le ofreció algo, algún lugar de residencia para quedarse...

-A la obra no van a volver. No, no. El dueño de la empresa se hizo presente el mismo lunes y estuvo con el hermano (Pablo)  y arreglaron la semana de trabajo y todo.

-¿Le pagaron?

-Sí, sí,

-¿ustedes conocen los dueños de la empresa?

-No, no, no, para nada.

-¿Qué situación no?

-Sí, complicada.

Ahi mismo se ofreció una persona que tiene una pensión para darle estadía y había otro chico que le podía dar estadía. Y el hermano se fue a una pensión y nosotros lo asistimos con alimentación... almuerzo y cena...

-¿Te hablaron sobre la jornada de trabajo que ellos tenían?

-Sí, 12 horas

-¿12 horas?

-De 10 a 12 horas de corrido

-Y que implican 12 horas corridas o ellos sabían que venían a trabajar esas horas y en esas condiciones

-En realidad su hermano hace un tiempo que trabaja de esta manera

-El hermando sabe como es el trabajo

-Sí, igual no no deja de ser, no le podemos poner la palabra trabajo esclavo 12 horas de trabajo mucha gente lo hace pero con un corte en el medio, con un descanso lógico, con una hidratación lógica, con una alimentación en el medio.

-¿Y ellos dónde vivían?

-En una casilla en la obra

-¿Y las condiciones de la casilla?

-La gente de Renatre  me está pasando un informe que estuvieron, yo no llegué al lugar, la gente me está pasando, aparentemente no tenia sanitarios ni agua como para bañarse e higienizarse que sí el lunes (4 de febrero) llegaba un baño químico.

-¿Y como se higienizaban en el día?

-Según ellos, con un vaso de agua, se iban tirando agua con un vaso

-¿¡Un vaso de agua!?

-Y era la manera que tenían para tirarse

-¿Y cómo acarreaban el agua, te dijeron?

-No no, no sé si tenían agua mineral.  Hay otra empresa ahí, con otra casilla

-Yo creo que pasó eso (por el estado público que tomó la noticia) y además se dio mal la información, entonces  después se generó peor todo esto...

-Ahora Carina convengamos algo: después de laburar 10 o 12 horas en condiciones al aire libre, que me digan que se tienen que bañar con vaso, una lata... estamos hablando de una situación bastante complicada

-Que no se malinterprete, yo no quise minimizar el caso.  A esto hay que investigarlo, por algo va la empresa al norte a pasar un spot publicitario de que está necesitando gente.

-Y claro en esas condiciones quien le va a laburar, está complicado el tema. Son condiciones infrahumanas 

-Sí, sí.

-Tengo ganas de decir tantas cosas, pero...

-(Risas)

-Honestamente Carina, me dejaste shockeado, ¡shockeado! te juró debe una de las pocas veces en mi vida que un tipo que luego de que labure 10 o 12 horas se tiene que bañar tirándose agua con un vaso, son unos reverendos, me quedo ahí.

Este diálogo nos aporta datos interesantes. En primer lugar, la funcionaria no solo que no visitó el lugar ni mandó a nadie de su cartera a ver cómo están las condiciones de vivienda de los operarios en la obra, sino que, trató de tirar la discusión a otro lado. En ningún momento cuestionó las condiciones de higiene y salubridad de los trabajadores, sino que además, debió  haber notificado a las autoridades de Afip o Ministerio de Trabajo. 

Parte del audio / Gentileza: FM Show


Según el artículo 145 Bis del Código Penal, dice que: “Será reprimido con prisión de cuatro (4) a ocho (8) años, el que ofreciere, captare, trasladare, recibiere o acogiere personas con fines de explotación, ya sea
dentro del territorio nacional, como desde o hacia otros países, aunque mediare el consentimiento de
la víctima".

Nota en el momento de la internación

joven internadoUn trabajador golondrina escapó de un campo cerca de Corral de Bustos

Juanjo Stadelmann

Editor y director de GRUPO FULLPromo