Eduardo Cerdá en Villa María: Derribando mitos sobre la Agroecoloía

Salud y medio ambiente 12 de abril de 2019 Por
Hay muchas clases de Agricultura, ¿Por qué enseñar solo el modelo que se basa en la utilización de químicos?”, planteó el especialista, ingeniero agrónomo Eduardo Cerdá, en el marco de la clase que ofreció a los estudiantes. Narró sobre los que ya se hace en la Provincia de Córdoba.
cERDA
El ingeniero asesora a productores en Argentina y el mundo. - Fue distinguido por Naciones Unidas y la FAO por una experiencia en Agroecología en un campo en provincia de Buenos Aires.

Los laboratorios que venden plaguicidas se esmeran en construir un discurso que descalifica permanentemente la mera posibilidad se producir sin químicos. Esgrimen un sinfín de excusas y falsos relatos, dando letra a asesores fitosanitaristas y profesionales vinculados al agro, para que reproduzan un discurso y un modelo que es inviable y que no tiene futuro, desde el momento en que deteriora el suelo y enferma a las personas.

El ingeniero que asesora a productores dentro y fuera del país, comentó que en la provincia de Córdoba ya han adherido las localidades de Adelia María, Monte de los Gauchos y Jovita. “En Adelia María ya hay un grupo de 20 productores que están trabajando unas 7200 mil hectáreas la agroecología, sumándose a los tantos de Santa Fé y provincia de Buenos Aires que ya lo hacen.

Consideró que desde las universidades se les enseña una sola visión de Agricultura cuando en realidad existen muchos tipos y formas de producir. ¿POR qué enseñar solo el modelo de Agricultura que se basa en químicos?, le preguntó a los estudiantes .

Cultivos extensivos

Otro de los mitos que derribó en su discurso es el referido a que no es factible producir de manera extensiva y a gran escala.

 “Vengo a plantear a los alumnos si les parece bien seguir así, produciendo alimentos con químicos, o si pueden pensar otra manera. Nosotros contamos la experiencia que estamos haciendo desde el Valle de Río Negro hasta Formosa”, en cultivos extensivos. También en países limítrofes y algunos de Europa.

Cabe destacar, que las Naciones Unidas y la FAO eligieron uno de los campos que asesora como una de las 52 experiencias del mundo. Se trata de una unidad productiva de más de 600 hectáreas.

Capacitación

Hay que empezar a capacitarse. “Si nosotros entendemos que producir es una batalla contra la naturaleza que todo yuyo que nace hay que mmomento se te escapa un tiro. Nosotros convivimos con las malezas. Hay que empezar con cultivos asociados y no monocultivo como se hace acá, con soja y maíz”, indicó.
Ese modelo productivo extrae minerales del suelo. “¿Cómo se reponen? Con fertilizantes, nitrógeno, fósforo y azufre. No alcanza, porque el suelo necesita una dieta variada.

Consecuencias del deterioro del suelo

Según explicó el especialista, lo que está pasando hoy como consecuencia de este modelo, es "que lo que estamos comiendo no tiene minerales. Al no tener minerales, las enzimas no funcionan bien. Y son importantes en la planta y en las personas, en todo lo que hace a los procesos hormonales. Entonces, por la falta de minerales empieza a andar en un 90% un riñón, problemas con tiroides, celiaquía, procesos inflamatorios y hasta autismo”, aseguró.
“La comida está vacía, muerta y procesada. Está bueno entonces empezar a cambiar de hábitos”, dijo.

Traer capacitaciones en Agroecología

Después de analizar la exposición del ingeniro con su experiencia, queda claro que otra de las intencionalidades que vemos, es que muchas de las capacitaciones, charlas y seminarios que llegan a algunas localidades son solo aquellas que fomentan el uso de químicos en agricultura y no se trae gente especializada que capacite en esta otra alterantiva. Claramente esta es una postura política, financiada por los intereses económicos de estas grandes multinacionales que no les preocupa sus consecuencias a nivel salud, dado que además venden en muchos casos también medicamentos.