34 cóndores muertos en Mendoza. Habría sido a causa de agrotóxicos.

Noticias 23/01/2018 Por
Una vez más vuelve a aparecer la palabra “agrotóxico” relacionado a la muerte. Esta vez como probables y habituales prácticas inescrupulosas que realizan algunos pobladores para eliminar a los predadores del ganado ovino. Esta es una de las hipótesis que se investiga en relación al macabro hallazgo de 34 cóndores andinos, un puma y una cabra en la localidad de Los Molles, provincia de Mendoza.
condor
Condor Andino o Vultur gryphus - foto: utn.edu.ec

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia de Mendoza  organizó un equipo de trabajo conformado por autoridades de Fauna  provinciales, Policía Rural, investigadores del CONICET, fundaciones ambientalistas,  de investigación, y también fueron convocadas autoridades de Fauna de la Nación.

Es que no basta en confiar en las buenas intenciones, reflejadas en lo que algunos dan en llamar “buenas prácticas agrícolas” en contraposición con otras que serían ¿“malas”?. 

Un modelo de agro o de cría de animales que requiere cada vez más venenos muy potentes para lograr su objetivo, ha dejado de ser una opción sustentable y viable. Se ha convertido en lo que algunos llaman  “agricultura drogadependiente”, o sea aquella que requiere cada vez más productos, en variedad y dosis para controlar malezas porque la naturaleza se vuelve resistente. Simplemente porque no sirve.

 La idea de negocio es exitosa, ya que el vendedor de estos productos cada vez más tendrá mayor demanda  y por ende, mayor venta, pero por otra parte, una fruta o verdura envenenada  no es saludable para nadie.

Además, en cuanto a costos del productor, cada vez se le encarecen más porque tiene que gastar en nuevos y mayores productos agroquímicos para producir la misma cantidad.

Esto sin dejar de mencionar el hecho de que este tipo de prácticas que se investiga como la probable causa de la muerte de los cóndores, y del puma, y de la cabra y de la oveja que también estaban en el lugar del hallazgo, es muy difícil de controlar. ¿Cómo se controla a alguien que decide hacer una cosa así, cómo se llega a tiempo? ¿Cómo se evita que un inescrupuloso delincuente fumigue una escuela o por encima del tanque de agua de un montón de viviendas en un barrio contiguo a un campo?

Y para muestras sobra un borón. Hace unos días se detenía a Sofía Gatica por invadir un campo privado para detener una fumigación ilegal, pero no se puso el mismo énfasis para impedir la fumigación ilegal y detener ipso facto, a los culpables que estaban infringiendo la Ley.

Al parecer, en muchos casos la Justicia no está obrando con la celeridad debida ni con el rigor que ameritan todos estos casos. En la medida en que la sociedad toma conciencia y utiliza los recursos legales y de protesta pacífica, se va progresando para que los intereses económicos lobistas que presionan por detrás, tengan que deponerse.

EL cóndor andino  o “Vultur gryphus”, es una especie de ave de la familia Cathartidae que habita en Sudamérica. Se extiende por la cordillera de los Andes, cordilleras próximas a ella y las costas adyacentes de los océanos Pacífico y Atlántico. Es el ave no marina de mayor envergadura del Planeta, y por las acciones del hombre esta en peligro de extinción. Es un animal exclusivamente carroñero, esto quiere decir que no mata ni caza para comer, sino que se alimenta de cadáveres de animales o de carroña.

En Mendoza, el Cóndor Andino está declarado Monumento Natural Provincial mediante Ley N° 6.599/98 y protegido por la Ley Provincial N° 4602, con su modificatoria Ley N° 7308 y Decreto Reglamentario N° 1890/05.En tanto, la Provincia adhiere a la Ley Nacional N° 22.421 de conservación de la fauna.

Dentro de la tipificación de multas en la Provincia, la pena en pesos por afectar a esta especie va desde los 35.560 pesos a los 222.250 pesos.

Investigando quién podría haber cometido el hecho y destacan la necesidad de generar leyes que garanticen la trazabilidad de los agrotóxicos. Hoy no existen en el país normas legales que permitan determinar cómo llegan estos productos hasta los usuarios. Su uso pone en peligro todas las formas de vida,  incluso la humana. Por eso se aconseja que ante la presencia de animales muertos, las personas que los encuentren no toquen nada, se alejen del lugar de inmediato y den aviso urgente a las autoridades de fauna local.

c%25C3%25B3ndor%2Bandino