Larreta y Bullrich anunciaron que compartirán el búnker en las PASO

0
Foto Maximiliano Luna archivo
Foto: Maximiliano Luna (archivo).

Juntos por el Cambio vivió otra semana de tensión a partir de los respaldos recibidos por Horacio Rodríguez Larreta por parte de Facundo Manes y María Eugenia Vidal, lo que reavivó la interna con el sector de Patricia Bullrich, y mientras los dos rivales se preparan para la recta final de la campaña anunciaron que en la noche de las PASO compartirán búnker, en un lugar a definir.

“El 13 de agosto esperaremos los resultados de la elección en un búnker unificado de Juntos por el Cambio”, informó desde su cuenta de Twitter el legislador porteño Juan Pablo Arenaza, principal operador político de Bullrich.

Un único búnker y la polémica por Costa Salguero

Así, tras los cruces entre ambos sectores de la coalición opositora, los dos precandidatos se mostrarán juntos el domingo por la noche en el búnker que Larreta pretende instalar en el complejo Costa Salguero, el lugar que utiliza habitualmente en días de elecciones, pero que Bullrich resiste y pide un lugar distinto, más austero.

“Yo quiero que haya un solo búnker. Tenemos que estar juntos para ganarle al kirchnerismo”, dijo  Larreta en declaraciones a radio Mitre, y agregó: “Vamos a estar juntos. En lo que hace a mi voluntad, por supuesto. Yo quiero que haya un solo búnker y que estemos todos juntos. Quiero que trabajemos juntos como siempre. Yo siempre he defendido la unidad“.

Larreta ya reservó Costa Salguero, histórico lugar de festejos del partido PRO en la CABA, mientras que Bullrich preferiría el Palacio San Miguel, sobre la calle Suipacha, en el centro porteño.

Distintos referentes del PRO creen que unificar el lugar para esperar los resultados servirá para hacer posible una foto que represente la unidad y así dar una señal al electorado propio.

No se trata de un tema menor para la coalición conformada por el PRO, la UCR, la Coalición Cívica y Encuentro Republicano Federal, sobre todo porque la perspectiva de una PASO nacional muy reñida entre Bullrich y Larreta hará que el triunfante necesite los votos del derrotado para encarar la elección general de octubre.

La definición del búnker unificado se tomó luego de que JxC transitara una semana tensa a partir de los respaldos que recibió Larreta por parte de Manes y Vidal, lo que profundizó la interna con el sector de Bullrich.

El último tramo de la campaña

Desde el próximo lunes, Larreta y Bullrich se embarcarán en una sucesión de actos que finalizarán el jueves, antes del comienzo de la veda.

Ambos comandos de campaña coinciden en este punto: no habrá, como ocurría hace décadas, un gran acto de cierre rumbo a las primarias, sino varias recorridas, actos y caminatas entre lunes y jueves; todas esas actividades cumplirán la función de “cierre de campaña” para ambos.

Foto archivo
Foto: archivo.

Los respaldos que obtuvo Larreta de Manes y Vidal, pero sobre todo el de la exgobernadora bonaerense, reabrieron heridas entre los dos sectores en pugna.

Ocurre que Vidal se había mantenido neutral en la contienda entre Bullrich y Larreta hasta esta semana, y su decisión de jugar con el jefe de Gobierno porteño generó cuestionamientos en el equipo de los “halcones”, entre ellos Cristian Ritondo, quienes salieron a criticarla con dureza.

Quien también se sumó a las críticas fue Mauricio Macri, aunque luego matizó sus comentarios contra Vidal al decir que cada uno es “dueño de sus decisiones”.

En relación a la puja por la jefatura de Gobierno, el próximo lunes tendrá lugar el cierre de campaña de Jorge Macri, con una recorrida por el barrio de Belgrano.

El evento servirá para que se vean las caras -presencialmente- Bullrich, Larreta y el propio Mauricio Macri, buscando bajar los cortocircuitos internos.

El PRO reintentará así revivir la foto de unidad que ensayaron días pasados Bullrich y Larreta cuando acompañaron en el mismo palco al senador nacional Ignacio Torres en el festejo por su triunfo como gobernador electo de Chubut.

Por estas horas, Mauricio Macri se debate entre salir a respaldar a Bullrich o mantener su neutralidad.

La cautela política indica que si el exmandatario quiere ser gravitante en el caso de que JxC llegue a la Casa Rosada debería mantener su abstención, aunque en su fuero íntimo sea más cercano a las posturas y propuestas de Bullrich, lo que ya sugirió en el pasado, en múltiples apariciones públicas y reportajes.

Los respaldos que obtuvo Larreta esta semana y la chicana de Bullrich, al decir que los respaldos de Vidal y Manes solamente implicaban dos votos, revelan asimismo la impronta que cada sector le da a su campaña.

Larreta construye, lo viene haciendo hace años, a partir del territorio y los dirigentes en todo el país.

Por eso puede alardear que él respaldó a los candidatos provinciales que ganaron en San Luis, San Juan y en las PASO de Chaco y Santa Fe, mientas Bullrich perdió al apoyar a Luis Juez en Córdoba y también a la periodista Carolina Losada en Santa Fe.

Desde el otro sector, los colaboradores de Bullrich basan su confianza en el contacto con la gente de la precandidata y exministra de Seguridad; además, sostienen que el armado partidario o territorial no garantiza resultados en términos de votos.

Los dos sectores manejan encuestas que los dan ganadores, aunque los números son tan estrechos que se trata de un escenario abierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *