Nicolás Varrone ganó las 24 Horas de Le Mans en la categoría GTE Am

0
El Corvette ganador en Le Mans con sus tres pilotos Nicols Varrone el neerlands Nicky Catsburg y el estadounidense Ben Keating nicovarrone
El Corvette ganador en Le Mans con sus tres pilotos: Nicolás Varrone, el neerlandés Nicky Catsburg y el estadounidense Ben Keating. (@nicovarrone)

El piloto argentino Nicolás Varrone, en sociedad con el neerlandés Nicky Catsburg y el estadounidense Ben Keating, ganó este domingo la edición del centenario de las 24 Horas de Le Mans en la categoría GTE Am, tercera en importancia del automovilismo de resistencia.

La unidad número 33 del Corvette Racing cumplió una brillante actuación sobre el circuito francés de La Sarthe, al consumar una remontada desde el puesto 19 después de acusar problemas mecánicos.

El auto del argentino llegó a estar dos vueltas abajo en la carrera pero en el amanecer del domingo alcanzó su mejor performance y finalizó por delante del Aston Martin #25 y el Porsche #86, que completaron el podio.

El trinomio del equipo ORT by TF, compuesto por el omaní Ahmad Al Harthy, el estadounidense Michael Dinan y el irlandés Charlie Eastwood, se clasificó en el segundo puesto; mientras que los británicos Michael Wainwright y Benjamin Barker, junto al italiano Riccardo Pera, llegaron terceros en representación del GR Racing.

El Corvette de Varrone completó 313 vueltas al circuito La Sarthe, con un promedio de 305,59 km/h, tras una prueba durísima por las cambiantes condiciones climáticas.

«Estoy feliz, todavía no caigo, hicimos una carrera increíble. Arrancamos dos vueltas abajo y tuvimos una gran recuperación. Fue importante no chocar cuando se caía el cielo por la lluvia, pudimos sobreponernos a todos y cuando salió el sol, con el calor, el auto tuvo un mejor ritmo», resumió el argentino en declaraciones a la transmisión oficial de la carrera.

Varrone fue el segundo piloto del equipo con mayor protagonismo. Estuvo a cargo del coche durante 97 giros y condujo por un total de 7 horas, 32 minutos, 8 segundos.

A los 22 años, el piloto oriundo de Ingeniero Maschwitz se transformó en el tercer argentino en coronarse ganador de la tradicional prueba automovilística después del legendario José Froilán González (1954) y de José María «Pechito» López (2021), que en esta edición debió abandonar en la división hypercar.

Varrone y su equipo, quienes finalizaron 26° en la clasificación general de Le Mans, lideran la categoría GTE Am luego de imponerse en las dos primeras fechas en las 1000 Millas de Sebring, Estados Unidos, y las 6 Horas de Portimao, en Portugal.

En esa misma divisional, la Ferrari de la escudería Richard Mille AF Corse, integrada por el argentino Luis Pérez Companc, se clasificó decimoséptima tras cubrir 33 vueltas.

En la máxima categoría, Ferrari interrumpió una racha de cinco triunfos seguidos de Toyota y se consagró en las 24 Horas de Le Mans tras 58 años de la mano de los italianos Antonio Giovinazzi (exF1), Alessandro Pier Guidi y del británico James Calado.

El «Cavallino Rampante» postergó las aspiraciones del Toyota #8 del suizo Sebastian Buemi, el australiano Brendon Hartley y el japonés Ryo Hirakawa, que buscaban su segunda victoria consecutiva en Le Mans y tercera en le historial de la competencia.

Los defensores del título acabaron en el segundo puesto a una diferencia de 1:21.793, por delante del Cadillac que pilotearon el australiano Earl Bamber y los británicos Alex Lynn y Richard Westbrook.

El Toyota #7 tripulado por «Pechito» López abandonó cumplido el primer tercio de la prueba cuando se detuvo en la pista en la medianoche y fue embestido por otra unidad, lo que motivó la bandera amarilla en la carrera.

El japonés Kamui Kobayashi había tomado el volante del Toyota GR010 Hybrid después de las 38 vueltas completadas por el argentino en 2 horas, 57 minutos y 49 segundos. El británico Mike Conway fue el encargado de conducir durante las primeras tres horas.

«Es una pena. Estábamos segundos aprovechando la ida afuera de Ferrari. La ilusión estaba más intacta que nunca. En una de las slow zones venía un auto despacio, Kamui se mueve para no pasarlo porque podía ser una penalización, aunque es un poco un punto ciego que tienen esas zonas, y no se ve mucho, no hay muchas imágenes», explicó el argentino.

«Se ve que le pega un LMP2 de atrás y otro auto más cuando él está frenando. Se comen el slow zone y fue demasiado el daño en el auto para poder volver a boxes. Ahí terminó la carrera», indicó el cordobés.

«Para nosotros ya está. Hay que pensar en lo que viene, tratar de mirar para adelante, de seguir mejorando a ver si podemos ganar alguna carrera de las próximas», apuntó.

Por su parte, el otro argentino en hypercar, Esteban Guerrieri, tripulante del Vanwall Vanderwell 680, concluyó decimocuarto entre las 16 unidades de la categoría.

La próxima fecha del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) de la FIA serán las 6 Horas de Monza, a disputarse el 9 de julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *